Aprender a soñar… con los pies en el suelo

CarlosArbesu_Aprender a soñar con los pies en el suelo

Comenzamos el curso tras una estancia de verano en el Cox Family Enterprise Center de la Coles Business School de Atlanta, Georgia, donde me han tratado fantásticamente bien.

Además de ser una ciudad con una enorme pujanza económica, Atlanta tiene el privilegio de ser el lugar de nacimiento de un soñador que cambio su mundo para bien: el doctor Martín Luther King Jr. El pasado 28 de agosto se conmemoraba el aniversario de su discurso más conocido en una multitudinaria manifestación en Washington D.C.: “I have a dream”. Si aún no has tenido la oportunidad te sugiero que lo escuches íntegro aqui:

La experiencia en la vida me ha enseñado a tratar de tener siempre “los pies en el suelo”, pero a la vez esa misma experiencia me ha enseñado a no tener los dos pies a la vez en el suelo sino de uno en uno –no dejes de caminar- y a veces ninguno de los dos –de vez en cuando salta o corre-. Esta crisis también ha dejado en evidencia que los buenos o grandes empresarios no dejan de tener ilusiones, proyectos, sueños y distintos modos de configurar la realidad ¡¡. Por el contrario, ese otro tipo de empresarios más especuladores o “funcionarios” por decirlo de algún modo, se han quedado fuera del mercado.

Soñar es profundamente humano. Y especialmente empresarial. Puedes constatar su carácter humano en el ensayo de Julian Marías (Breve tratado de la Ilusión) o en el libro de Luis Huete (Construye tu sueño). En el mundo de la Empresa Familiar han sido los mejores expertos quienes se han atrevido a hablar del “sueño común de la familia empresaria”. Así, Léon Danco, Ernesto Poza, Iván Lansberg o Ward. También desde la perspectiva del gobierno corporativo Neubauer y Lank.

Las familias empresarias altamente efectivas han sabido soñar y llevar sus sueños a la realidad. ¡¡¡Pero han soñado!!! ¡¡¡Y han soñado juntos!!! Así la familia Añaños en Perú (AJE Group) que logró competir con CocaCola, o la familia Schiess en Chile que está desarrollando un fantástico y visionario proyecto filantrópico (Teatro del Lago), o la familia Cosmen en España que han sabido convertirse en un grupo Global y diversificado tras ser pioneros en China.

Se puede soñar y ser a la vez realista y “ejecutivo”, pero no se puede triunfar en empresa y se solo un “ejecutor”. Menos aún en la empresa familiar que ha de revitalizarse de continuo y mantener una tensión atractiva de futuro que justifique los sacrificios que conlleva.

Me consta que es preciso trabajar y perseverar para llevar los sueños a la realidad, también saber tolerar –pero no ceder- con quienes no lo comprenden. Y especialmente en familias empresarias en que de poco sirve que solo un miembro sepa soñar… al final la suerte de la familia se juega en saber compartir y construir esos sueños.
Si estás decidido a “soñar en familia” te recomiendo que tengas en cuenta estos sencillos consejos:

a) Convéncete de que siempre hay un sueño que cada familia puede cumplir, que está hecho a su medida, a su grado de dificultad y reto.
b) Persuade a los miembros de tu familia, uno por uno si es preciso, de la importancia de pararse a soñar de vez en cuando, pero juntos ¡.
c) Busca ayuda externa. Los expertos lograrán expresar vuestros anhelos y pondrán foco en lo importante para hacerlo “ejecutable” y consistente. Si es preciso os ayudarán a desechar los sueños “mal pensados” o inejecutables.
d) Pon fecha, lugar y convoca la reunión con formalidad. Dales algunas ideas previas y reales para preparar la discusión.

No te desanimes, soñar y hacer realidad los sueños también requiere cierto aprendizaje. Quizás haya que intentarlo unas cuantas veces, pero no importa. Al final … ¿qué otra cosa tienen en abundancia las empresas familiares sino el tiempo? Te aseguro que si logras aprender a desarrollar la capacidad familiar de soñar empresarialmente hablando y de modo consistente, recuperarás a ritmo acelerado todo el tiempo invertido y te maravillarás de los retos que una familia bien preparada puede acometer.

Y lograrás que ser miembro de esa familia empresaria –la vuestra- sea un orgullo y un continuo atractivo.

Anuncios

4 pensamientos en “Aprender a soñar… con los pies en el suelo

  1. Hola Carlos

    Espero se encuentren bien y ya te tendremos por Chile.

    Excelente tú publicación y gracias por compartir estos pensamientos.

    Saludos para ti y María.

    Alberto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s